Porque las lluvias amargas
Llenan los aires de llanto
Muerte nos tapa la cara
Vida se ha vuelto sarcasmo.

¿dónde está el que yo quiero,
Dónde está?
Se me fue por las calles,
Se alejó,
Lo cercaron los perros
De metal
Y en zarzales oscuros
Se enredó.

Con sus manos abiertas,
Su mirada sencilla,
Con su frente serena,
Se perdió.
Con su frente serena
Se perdió...

Esta tierra nublada
Se dobló.
Agachó la cabeza,
Enmudeció.
Esta tierra de fuego
Se apagó.
Continente y campana,
Se quebró.

Se cayó de rodillas
Y los vientos gritaron;
Se secaron las aguas
Por llorar.
Se secaron las aguas
Por llorar...

Me pregunto si existe
La sonrisa que entrega.
Me pregunto los gestos,
Me responde la niebla.
Ya no sé si algo quiero,
Ya no sé si estoy ciega,
Sólo siento el silencio
Y la sal de la piedra.

¿dónde estoy, dónde miro
Si no hay cielo ni tierra?
Se acallaron las luces
Y no encuentro la huella.
Con su paso borrado
Por un ruido que quema
Me he quedado en el medio
De un temblor sin espera.

¿dónde está el que yo quiero,
Dónde está?

¿dónde está la que quise,
Dónde está?

¿dónde están nuestros hijos?

¿dónde están los que amamos?

¿dónde, dónde sus ojos?
¿dónde, dónde sus ojos?

Corre hombre-ciervo, corre
Te busca el cazador con sus perros.
¡corre hombre-ciervo, corre!
Corre hombre-ciervo, corre...

Corre hombre-liebre, corre,
Te busca el cazador con sus perros.
¡corre hombre-liebre, corre!
Corre, hombre-liebre, corre...

Corre hombre-rata, corre.
Te pueden matar los perros.
¡arráncale de la muerte!
¡escóndete bajo tierra!

Porque las lluvias amargas
Llenan los aires de llanto
Muerte nos tapa la cara
Vida se ha vuelto sarcasmo.

Video erróneo?