Cuartito azul, dulce morada de mi vida,
Fiel testigo de mi tierna juventud,
Llegó la hora de la triste despedida,
Ya lo ves, todo en el mundo es inquietud.
Ya no soy más aquel muchacho oscuro;
Todo un señor desde esta tarde soy.
Sin embargo, cuartito, te lo juro,
Nunca estuve tan triste como hoy.

Cuartito azul
De mi primera pasión,
Vos guardarás
Todo mi corazón.
Si alguna vez
Volviera la que amé
Vos le dirás
Que nunca la olvidé.
Cuartito azul,
Hoy te canto mi adiós.
Ya no abriré
Tu puerta y tu balcón.

Aquí viví toda mi ardiente fantasia
Y al amor con alegria le canté;
Aquí fue donde sollozó la amada mía
Recitándome los versos de chénier.
Quizá tendré para enorgullecerme
Gloria y honor como nadie alcanzó,
Pero nada podrá ya parecerme
Tan lindo y tan sincero
Como vos.

Video erróneo?