Hoy he vuelto a mi pueblo
después de una ausencia muy larga
y encontré que ni el pueblo es el mismo
ni yo soy igual

al que ayer con pupilas aldeanas
cantó su alegría
en las noches aquellas transidas
de orgullo local.

Hay tristeza en las calles desiertas
y el parque vacío.
Hay tristeza en los muelles sin barcos
y en el litoral.

Hay tristeza en las tardes
Que mueren enfermas de hastío.
Hay tristeza en la gente del pueblo,
tristeza mortal.

Pero así y con su amarga tristeza
sin sol y sin luna
y con toda la angustia presente
de un suelo sin paz,

este pueblo es mi pueblo,
el de siempre,
el de toda la vida,
el que ofrenda su vida y su sangre
por la Libertad.

Video erróneo?